Caracas

Caracas vista desde Los Samanes.

sábado, 15 de diciembre de 2007

NIEVE EN LOS MÉDANOS

“Al norte del sur”. Así se llama una conocida canción de Franco de Vita, que dibuja con acierto donde estamos: al sur, pero mirando al norte, al menos en lo que a íconos e imágenes se refiere. Creo que la Navidad es la época donde esta afirmación se hace más presente.

Frente al mar Caribe y disfrutando del calor tropical matizado por una fresca brisa decembrina, por todos lados surgen renos, muñecos de nieve y pinos copiosamente nevados. Claro, como son de plástico, ese maravilloso sol que siempre nos acompaña no los derrite. Las fachadas de los edificios de vivienda, de oficinas y de centros comerciales se visten también de montones de lucecitas parpadeantes y enormes lazos de rojo escandaloso.

Pero desde hace 2 años, las alcaldías de Baruta, Chacao y Libertador han invertido cuantiosos recursos en darle a nuestra ciudad, algo más que arbolitos escuálidos y rollizos muñecos de nieve artificial. Yo lo celebro.

Copio abajo un interesante artículo de Javier Brassesco publicado en
eluniversal.com que resume con atinadas palabras el impacto que tienen estas intervenciones urbanas en nuestra ciudad según el punto de vista de tres conocidos expertos en el área.
Al final, mi humilde opinión.

“Expertos discrepan sobre los adornos navideños de la ciudad

Mientras algunos critican el acabado, otros rescatan el espíritu que reflejan. Desde una Hannia Gómez, a quien no le gustan nada, hasta un William Niño, que piensa que generan mucha alegría en los niños. Los adornos navideños que se han colocado en distintos puntos de la ciudad generan distintas opiniones entre los expertos.

Gómez, arquitecta que dirige Fundación para la Memoria Urbana, se queja sobre todo de la mala calidad de los mismos, tanto de los que se han colocado sobre el río Guaire como los que existen en Plaza Venezuela o Chacao: "Se quiere hacer mucho con pocos recursos y entonces se improvisa: se ven los tirros y los cables y se toman días en montar esas luces y luego en sacarlas, lo cual va en contra del objetivo primario, que debería ser festejar".

Y además aprovecha la ocasión para protestar por algo que viene denunciando desde hace años y que no permite que en Caracas se sienta la Navidad: la excesiva publicidad: "Una vez pasé una Navidad en Madrid y allí bastaba con poner unos farolitos y toda la ciudad parecía una pesebre, pero aquí, para "gritar" más alto que la publicidad, hay que hacer aparatosos montajes y por eso surgen esos esperpentos".
Aclara que está de acuerdo con que se decore a la ciudad para la Navidad, pero no de la manera en que se está haciendo, y lanza así una idea: "En Torino, por ejemplo, se le encarga a varios artistas para que presenten obras lumínicas, que duran lo que dura la Navidad, cada año son diferentes y concitan mucha atención. Podría hacerse algo así".

La urbanista María Isabel Peña, por su parte, considera que es muy interesante que se haya decidido iluminar el río Guaire, aunque ella eliminaría lo figurativo. También en Chacao cree que, en lugar de haber utilizado la figura de Pacheco, hubiera sido más apropiado iluminar el municipio con formas abstractas.
Igual que Gómez, también cree que a la hora de diseñar estos adornos debió haberse trabajado con artistas, de modo que el diseño de las figuras (si finalmente se iban a inclinar por lo figurativo) mostrara algo más de tino.

William Niño, arquitecto y crítico de la ciudad, no se muestra esta vez tan crítico: antes que mostrarse excesivamente severo en cuanto a la terminación de los adornos navideños, prefiere pensar en la alegría que los mismos producen en los niños.
Piensa además que, independientemente de las críticas, el Guaire ha recuperado su valor iconográfico. La intervención de Las Mercedes y Los Caobos le impacta por su dimensión, y espera que otra vez vuelvan las aves y los caimanes de luces al Jardín Botánico. También tiene la esperanza de que la plaza O'Leary, un punto estratégico de la ciudad, no sea olvidada a la hora de los adornos de Navidad.”

Yo estoy de acuerdo con Hannia en que no hay quien compita con las enormes vallas publicitarias y, por si fuera poco, con la “Navidad corporativa”, esa cantidad de arbolitos y nacimientos decorados con logotipos bancarios, pero también con William. Definitivamente creo que le dan alegría y color a nuestra ciudad.

Las olas azul y verde sobre las que navegan peces brillantes que acompañan a caimanes inofensivos; caracoles e insectos gigantes, me ayudan a pensar que es posible rescatar la pureza que alguna vez tuvieron las sepias aguas del río Guaire.
Ese Pacheco enorme que riega miles de flores metálicas sobre el distribuidor de Altamira, me luce muy kitch y fuera de escala, pero he visto más de una sonrisa dibujada en el rostro de los que padecen a diario el tráfico de tan congestionada vía.

En fin, espero algún día pasar una Navidad al sur del sur, para comprobar si entre tangos y alfajores derretidos al calor del inclemente sol de verano austral, también los sonrientes muñecos de nieve deben ser refrescados cada tanto con un mate helado.


¡FELIZ NAVIDAD!

Fotografía "Río de luz" : rubenvirtual.blogia.com

Fotografía del tráfico en la autopista: blog.motorawords.com

miércoles, 5 de diciembre de 2007

CLIMAX CARACAS

CLIMAX - CARACAS Propuestas indispensables para conocer esta ciudad.

Los que quieran aprovechar estas fechas decembrinas para recorrer nuestra ciudad comiendo y bebiendo, ya tienen su guía. El equipo de la entusiasta editora Paula Quinteros acompañó al "hiperactivo y polifacético abogado" Pedro Mezquita a poner en blanco y negro -con divertido diseño gráfico- mil posibilidades de satisfacer cuerpo y alma si de degustaciones se trata.

Lo que más se agradece de esta guía de sabores, es que lejos de limitarse a restaurantes de moda, nos ofrece toda la gama de lugares que por diversas razones no debemos dejar de conocer. Desde típicas panaderías de canillas crujientes; pintorescos mercados populares donde las frutas brillan; tasquitas y mesones sin pretenciones de diseño, pero donde cuidan con esmero la sazón; hasta lugares trendy para satisfacer los gustos más fashion.

La fotografía que acompaña los amenos textos fue realizada bajo la dirección de Aníbal Mestre quien retrata rostros famosos y platos suculentos con igual maestría.

Mención especial merece la división territorial escogida para la fácil ubicación de los lugares. Todos los que habitamos este valle, sabemos lo intrincado de algunas de sus calles y la ausencia de señalización, de modo que, ¡se agradecen los puntos de referencia!

Para ilustrar las 3 grandes zonas de la guía (noreste, ciudad y sureste) seleccionaron las elocuentes fotografías aéreas de Nicola Rocco.

Así que se las recomiendo. Cuesta lo mismo que dos entradas al cine y cabe en la guantera del carro, en cualquier cartera junto al celular, al paraguas, al ipod; o en el morral. Definitivamente hay que tenerla a mano para descubrir ese restaurancito al que nunca has ido, o volver a visitar aquel donde comiste algo que quedó impreso en las papilas de tu memoria.

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...