domingo, 24 de octubre de 2010

QUÈ LÀSTIMA

Esta tarde, cuando iba llegando a Chacaito por la avenida Casanova me detuve en el semàforo a tomar esta fotografìa. No querìa dejar pasar la nueva imagen de este edificio, modesto representante de nuestra arquitectura de finales de los años '40 construido por inmigranes italianos. Siempre me ha gustado esta tipologìa tan europea de esquinas redondeadas , cornisas delicadas y balcones abiertos a nuestro càlido sol. Me alegrè de ver su fachada limpia, renovada.

Pero mi alegrìa durò poco. Al acercarme, pude notar que lo que me habìa parecido "limpio" a lo lejos era en realidad, una capa de pintura color mantecado. Debo aclarar, que el acabado original es màrmol travertino. Horror. Pintaron el màrmol travertino. Descuidados brochazos dejaron su huella sobre el letrero metàlico -de cuyo nombre que no puedo acordarme-.

Tengo una duda. ¿Tendrìa algo que ver con esta "restauraciòn" la empresa que colgò el desproporcionado aviso sobre la azotea?

Les pido dsiculpas por la no verticalidad de la fotografìa. Tenìa alguien detràs tocando inisitentemente la corneta.

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...