domingo, 7 de julio de 2013

Las esquinas de Caracas

Por estos lares somos fans de Urbanimia. Así que nuevamente salimos a recorrer Caracas junto a ellas. En esta ocasión el paseo fue alrededor del corazón histórico de nuestra querida ciudad: la Plaza Bolívar. Especialmente, el cómo y el por qué de los nombres de nuestras esquinas. Esos caprichos toponímicos que denominan, desde hace años, sitios principales del casco de Caracas. 

Comenzamos a las 10 en punto con el sound track de las campanas de La Catedral, frente a la estatua ecuestre de Bolívar. De allí salimos, rumbo norte, al encuentro de Santa Capilla. Solo estar en la plaza, ver correr a los niños detrás de la ardillas; escuchar las campanadaTams y el agua de las fuentes -en lugar de las cornetas cotidianas-, ya vale la pena. Además es domingo y el sol calienta.

Adriana y Estéfany han diseñado un recorrido para hablar de las 21 esquinas más próximas al cuadrilátero primigenio que rodea la plaza, antes plaza mayor o del mercado y luego Plaza Bolívar. Tienen otros para disfrutar de las historias de Sabana Grande, La Ciudad universitaria y el centro de Caracas. En esta ocasión, nos acercamos al Teatro Principal, y a la iglesia de Santa Capilla -cuya nueva paleta entre rosado y melón no deja de sorprenderme-, luego Carmelitas y a lo lejos la esquina del "Cristo al revés", donde según  la leyenda, un famoso zapatero apostado en esa zona volteó el Cristo en protesta por un deseo incumplido. Sirva esta anécdota para acotar que las historias de los nombres de nuestras esquinas están basadas en anécdotas y cuentos que han trascendido generaciones y llegan, salpimentados por la imaginería popular. La mayoría data de la época de la Colonia donde la iglesia ejercía gran influencia sobre la población.

Siguen El Conde, en honor a algunos "ilustres habitantes" de la zona; Padre Sierra -recordado por la bondad con que se entregaba a su feligresía; La Bolsa y Mercaderes, de clara vocación mercantil. 

Más allá San Francisco, donde se encuentra el venerado templo del mismo nombre, Pajaritos y Sociedad. Traposos, El Chorro, El Muerto, San Jacinto y Madrices... Esta última recordando el apellido de cuatro hermanas admiradas por su grácil belleza. La Pelota -que hace honor a la primera "cancha" de la que tengamos noticias en Caracas, construida por inmigrantes vascos; La Torre y Gradillas ambas circundando nuevamente la Plaza Bolívar, el punto de partida.

Una mañana gratísima. Donde redescubrimos sabores y saberes gracias al trabajo cálido de Urbanimia que acerca nuestra ciudad a propios y extraños. Otro #ImperdibleCcs. No dejes de anotarte la próxima vez.

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...