sábado, 4 de febrero de 2017

NADA ES PARA SIEMPRE

Hace casi dos meses salí de Caracas sin decir adios.

No lo hago ahora tampoco.

Nada es para siempre, ni eterno.

Así que, por tiempo indefinido, mis crónicas no tendrán esa luz ni esos colores. 

Tampoco me veré obligada a responder la insistente pregunta ¿y tú, por qué no te vas?

Me fui. 

Salí de vacaciones, lancé una botella al mar y su mensaje fue leído. 

Por eso Santiago; no de León, sino de Chile. 

De ahora en adelante mis publicaciones en este espacio llevarán, inevitablemente, la etiqueta #SinElÁvila 

Pero el amor es el mismo y la nostalgia también.

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...