sábado, 2 de mayo de 2009

PUBLICIDAD ABUSIVA

Actualización del 27 de noviembre de 2011. La taza de nescafé y a bola Pepsi fueron removidas (afortunadamente). La foto de la torre Xerox fue tomada el 24 de noviembre de 2011.

Desde hace varios años los "creativos" de la publicidad en exteriores no se han conformado con la enorme cantidad de vallas publicitarias que rodean nuestras principales vías de comunicación. Ocurre que -dada la aparente indiferencia o complicidad de quienes dictan las normas que rigen la publicidad en las vías públicas- los avisos publicitarios de gran formato han trepado las fachadas de los edificios más emblemáticos de nuestra ciudad y de algunos que no lo son tanto, pero se encuentran implantados en zonas de apetecible tráfico. Para quien quiere mostrar las bondades de tal o cual celular, o las indiscutibles propiedades regenaradoras de una crema anti envejecimiento, no hay mejor sitio que esa inmensa fachada convertida en pantalla urbana para los miles de ciudadanos atrapados en la cola nuestra de cada día.Relojes que detienen el pulso de quien los desea sólo con mirarlos brillar... bebidas refrescantes para labios secos de esperar cuerpos envidiables... Celulares de última generación para elevar la auto estima mientras comunican... Y por supuesto, la omnipresencia de un gobierno que gasta más en publicidad que en construir.
Sin duda el trofeo más codiciado en esta lucha por acaparar las miradas de los potenciales compradores es la Torre Polar. Sus ventanas han sido cubiertas por bebidas heladas aun bajo el sol caraqueño y recientemente, por un chocolate venezolanísimo que no lucía apetitoso gracias al "arte" utilizado, en el cual -para colmo- se insinuaba una fachada de ladrillos. Nada más alejado de la proverbial transparencia de este edificio. Por fortuna, fue removida hace algunos días, quizás fue la falta de la materia prima del chocolate de marras...arroz.Nada nuevo bajo el sol caraqueño, dirán algunos. Lo que sí es nuevo -y me llevó a escribir estas líneas- es una nota publicada en una revista dominical de gran tiraje. Dicha nota destaca como MEGA IN la avalancha de avisos de todo tipo y tamaño sobre nuestros edificios. Si pinchas aquí (Todo en Domingo Salva a la Tierra del 26 de abril, pág. 14) la podrás leer.Cierro con una frase del arquitecto Fruto Vivas: "No estamos en contra de la publicidad, es la publicidad la que está en contra nuestra"

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...