sábado, 24 de julio de 2010

LA QUINTA MARINA

A Nico Belausteguigoitia

Cualquiera que visite Caracas por primera vez advertirá la huella de los inmigrantes vascos en nuestra capital. La lista de venezolanos de apellido vasco es tan extensa como lo son también los ejemplos de lugares, edificios y calles cuyas denominaciones evocan aquellas tierras allende el océano.

La primera generación llegó con la Compañía Guipuzcoana. Cuando en 1728 el gobierno español le concedió la exclusividad de las relaciones comerciales entre la entonces provincia de Venezuela y Madrid.

Más tarde, hacia mediados del siglo XX, confundido en otra ola de inmigrantes, llegó Miguel Salvador Cordón. Un “delineante”, como se denominaba entonces al técnico formado para apoyar el trabajo de ingenieros y arquitectos. Cordón trabajó intensamente en el proyecto y la construcción de varias edificaciones en las nacientes urbanizaciones de El Rosal y Las Mercedes estableciendo conexiones entre nuestra ciudad y la arquitectura popular del país vasco.Aunque muchas de ellas han desaparecido bajo la inclemente picota del “progreso” queda el trabajo acucioso y detallista realizado por La Fundación de la Memoria Urbana dejando registro fotográfico y en algunos casos planimétrico, de muchas de estas edificaciones perdidas.Sobre Arquitectura Neovasca –denominación que le dan en España a este estilo– nos habló a grandes rasgos Hannia Gómez. Evidencias de los elementos compositivos, ornamentales y plásticos que caracterizan las edificaciones construidas en nuestra ciudad en los años ’40 y de las cuales la Quinta Marina es una muestra muy representativa. Pero aunque la Quinta Marina goza de un oficio de protección emitido por el Instituto de Patrimonio Cultural está siendo demolida y, aunque hemos intentado recibir información, por distintos medios, acerca de los trabajos de demolición a que está siendo sometida, no la hemos obtenido. La alcaldía de Chacao ha hecho mutis y sólo se nos informó que el portal será preservado.Los trabajos avanzan indetenibles, como lo demuestran las fotografías y el video tomados por el Arq. Odoardo Rodríguez que ilustraron la charla de Hannia en el Espacio Capuy promovida por el Colegio de Arquitectos de Venezuela.Así estamos. Por un lado la Alcaldía de Chacao edita guías y promueve recorridos urbanos donde sus edificios patrimoniales son justamente valorados,. Acciones plausibles. Por la otra, permite la desaparición de obras únicas que son testigos silentes de épocas, métodos constructivos y lenguajes plásticos que no volverán a editarse. El portal está siendo conservado, pero quedará mudo sin la presencia de las cornisas, los aleros, las ventanas de cuidada carpintería…

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...