Caracas

Caracas vista desde Los Samanes.

jueves, 19 de abril de 2012

Eje del buen vivir, sabores, son y arte


A veces lo obvio es invisible a los ojos. Esa fue lo que pensé cuando visité por primera vez el  Eje del buen vivir o Paseo de los Museos. Es un espacio urbano, sencillo en su planteamiento pero efectivo en su resultado, porque conecta edificaciones emblemáticas de Caracas dedicadas al arte y al espectáculo.

El Eje del Buen Vivir vincula los espacios externos de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (antigua sede del Ateneo de Caracas), los jardines del Museo de Ciencias y el Teatro Teresa Carreño. En realidad, se desarrolla, precisamente sobre los jardines traseros del Museo de Ciencias. Unos espacios tan hermosos como olvidados, que se muestran a la vista y al disfrute de todos con sólo subir un par de escalones que salvan el desnivel con el teatro Teresa Carreño o la plaza Balzac.

Por la caminería el público disfruta de los hermosos jardines del Museo de Ciencias y su abundante vegetación, e inmersa en ella, despuntan 5 kioscos de estructura liviana que ofrecen a los caraqueños –ávidos de espacios públicos– la oportunidad de disfrutar desde un coctel hasta un tentenpié con buena música. Las mesas quedan al cobijo de livianas bovedillas de estructura verde intenso que se mimetiza con la vegetación. 

La oferta gastronómica incluye: heladería, café,dulcería y sitios de comida venezolana ligera regada con cocteles tropicales.  Hay música en vivo hasta pasadas las 10 de la noche con seguridad incluida. 

Estos espacios fueron acondicionados por la Dirección de Edificaciones Culturales del Despacho de Cultura, liderada por el arquitecto Raúl Grioni quien dotó a este espacio de una arquitectura liviana y pequeños toques preservando toda la vegetación existente y transformado el lugar en un jardín urbano.

Allí se  aprecian las esculturas de Francisco Narváez y la solemnidad académica del edificio de Carlos Raúl Villanueva, aunque, lamentablemente, la factura constructiva actual dista mucho de la calidad que esplende de cornisas, bajo relieves y esculturas del Museo de Ciencias de aquellos años ‘40. 

Además de la caminería y el área de mesas se dotó a estos espacios de un mini anfiteatro al aire libre para lectura de textos y poesía y se recuperaron los sanitarios existentes. 

¡Así que no lo dudes! Alrededor de los muesos y bajo el abrigo de verdes bambúes puedes disfrutar de una noche de sabores, son y arte venezolanos. Falta que en una próxima etapa liberen de rejas e integren estos espacios, también a la plaza de los museos. ¡Que así sea!


Caracas en 12 puntos

Llégate este sábado  a las 9:30 de la mañana al corazón de Caracas. Lo único que necesitas es papel, lápices, creyones o  lo que prefieras para capturar las imágenes del Museo Sacro y la Plaza Bolívar de Caracas. Así, le daremos continuidad al proyecto Dibuja Caracas que comenzó el año pasado y tiene como finalidad vivir nuestros espacios públicos. Apropiarse de ellos. Reflejar con dibujos y bocetos el espíritu, los personajes, el paisaje y las edificaciones de 12 lugares emblemáticos de nuestra ciudad.

Pendiente aquí, en Facebook, Twitter @Dibujaccs, www.dibujacaracas.com para que te enteres de los lugares donde iremos cada 15 días. 

Las primeras fechas y lugares son:

21 de abril.....Museo sacro y Plaza Bolívar
5 de mayo ....El Hatillo y sus vistas 
19 de mayo ..Casco histórico de Petare 
26 de mayo...Plaza Cubierta UCV
2 de junio ....Plaza Bolívar y Mercado de Baruta
16 de junio...Plaza Los Palos Grandes y Mercado de Chacao

domingo, 8 de abril de 2012

PARQUE CENTRAL, ¿metáfora de nuestro país?

Hubo un tiempo en el que construíamos. Un tiempo donde gruas y enjambres de trabajadores formaban parte de nuestro paisaje. Un paisaje cambiante, con miras al futuro, con fuentes de trabajo; porque la industria de la construcción -gran generadora de empleo- mantenía activos a ingenieros, arquitectos, técnicos y obreros. Y no estoy hablando de aquellos años '50 donde se perfiló la nueva silueta de Caracas. Estoy apuntando a los no tan lejanos '70 que trajeron consigo el inicio de la construcción del Complejo Urbanístico Parque Central. Mega obra que incluye edificaciones para distintos usos: habitacional, corporativo, comercial, cultural y recreacional.

Recuerdo haber ido con mi papá a ver la maqueta. ¡Cómo olvidarla! Si en aquella representación, a escala y en plástico, las torres este y oeste casi alcanzaban mi estatura de entonces.

Desde 1979 (cuando se inauguró la Torre Oeste) hasta 2003, las dos torres llevaron el título de los rascacielos más altos de América Latina. Parque Central le ofreció a Caracas una nueva forma de vivir.No mejor ni peor. Nueva.

Una ciudad en crecimiento con una amplia oferta para sus residentes. Muchos de los apartamentos fueron adquiridos por músicos, escultores, arquitectos, gente ligada al arte. Clase media caraqueña que no le tuvo miedo a una propuesta urbana llena de dudas razonables planteadas en términos de densidad, escala y complejidad, apostando a lo novedoso de la propuesta. A medida que transcurría el tiempo esa oferta se enriquecía con nuevos espacios para el arte, la gastronomía, la cultura y el entretenimiento que fluía desde allí hacia los museos y más tarde (1983) hacia el teatro Teresa Carreño.

El Museo de Arte Contemporáneo, dirigido entonces por Sofía Ímber, ganaba terreno dentro del complejo e irradiaba artes plásticas hacia los espacios abiertos del conjunto. Hoy, quedan apenas vestigios de magníficas obras de Gego y Jesús Soto -por nombrar algunas- dignas representantes del Arte contemporáneo venezolano. En cualquier país del mundo estarían conservadas como lo merecen porque forman parte de su patrimonio.

Pero la cimiente del futuro desastre fue sembrada junto a las fundaciones de las mega estructuras: falta de mantenimiento. Así lo dice Henrique Vera en entrevista a Daniel Fernández Shaw para la edición 58 de la revista del Colegio de Arquitectos de Venezuela: "En Venezuela 'mantenimiento' es una mala palabra". De modo que el Centro Simón Bolívar, empresa del Estado a quien pertenece la administración del complejo ha manejado "discrecionalmente" el mantenimiento, con el consecuente perjuicio que esto trae a cualquier edificación. Máxime a una como ésta, de grandes dimensiones.

Nuevos compromisos de trabajo me llevan cada día a recorrer sus espacios. Para llegar a la oficina debo subir cuatro escaleras, luego bajarlas y de nuevo volver a subirlas porque no sirven los ascensores y está interrumpida la conexión entre el núcleo de llegada y el de destino. Créanme, me crispa pensar en los que invirtieron sus ahorros en una propiedad allí y en los que la habitan.También en los que se esfuerzan en mejorarlo.

Hoy, Parque Central es una ruina contemporánea donde se avecinan toneladas de basura y los peores olores que uno pueda imaginar en un sitio que fue referencia de arquitectura. No hay un metro de piso sin una grieta; un tramo completo de cielo raso. Ni hablar de instalaciones eléctricas, estacionamientos y ascensores. El Museo de Arte Contemporáneo, no tiene programación periódica y hay poca difusión de lo que allí ocurre. Eso sí, abunda la demagogia, como en el resto del país.

Parque Central sigue siendo sede de algunos ministerios, asimismo terreno fértil de "misiones". Allí llegan camiones cargados de dádivas estatales; se improvisan tarantines que ofrecen caraotas, café y otros productos de la cesta alimentaria que antes producíamos y ahora importamos de China, Brasil, Argentina y otros proveedores de confianza del gobierno. Naturalmente, para acceder a esta mercancía hay que hacer largas colas. Pero hay banderas, mucho amarilloazulyrojo para ensalzar lo patrio, lo autóctono. Como si eso, cubrirlo todo de amarilloazulyrojo fuera suficiente para enaltecer lo nuestro.

Aunque alrededor todo huela a podrido.

sábado, 7 de abril de 2012

Caracas, Museo a cielo abierto


El próximo jueves un vocero de la Fundación Mediarum expondrá, a los asistentes al CAV, el contenido del CD Caracas, Museo a cielo abierto. Asiste y entérate dónde y quiénes hicieron posible que cientos de obras de Arte estén regadas por toda Caracas esperando por ti para ser disfrutadas.

Lugar: Sede del Colegio de Arquitectos de Venezuela. CC Casa Mall, Los Naranjos de El Cafetal, Nivel S2
Hora: 6:30 pm
Entrada LIBRE

El CD con toda esa info estará disponible para la venta. 


domingo, 1 de abril de 2012

Parque La Carlota


El área que ocupa el antiguo aeropuerto La Carlota -hoy, lamentablemente reservada para diversos usos militares- es demasiado importante para Caracas. Un territorio ubicado en el corazón del nuevo centro de nuestra ciudad capital que no puede, ni debe, intervenirse a espaldas de la ciudadanía. 

Por eso, un conjunto de mas de 60 instituciones: gremios de profesionales de la Arquitectura y la Ingeniería; Academia; ONG y Asociaciones de vecinos junto a 4 de las 5 alcaldías municipales, la Alcaldía Metropolitana y la Gobernación de estado Miranda se unieron para dar inicio a la convocatoria del Concurso Inernacional de ideas para La Carlota. Todos, entes y ciudadanos, preocupados porque las decisiones que se tomen sobre esta importante área incidirán -para bien o para mal- en nuestra querida ciudad. 

Así que entra en la página web del concurso e infórmate, participa y corre la voz. La Carlota es el Parque Metropolitano que necesitamos y merecemos todos los caraqueños. No te lo dejes arrebatar por ministros que proponen a espaldas de la ciudadanía usos no cónsonos, como el de otra CEMENTERA.

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...