sábado, 20 de junio de 2009

BLOGUER@S EN EL BUSCÓN

Todo empezó en Galipán. Buen lugar para amasar ideas claras libres de humo y tráfico; un par de semanas después estábamos en El Buscón: pantalla blanca, videobeam a punto y todas las direcciones de nuestros blogs minimizadas esperando el click que diera inicio a la primera reunión de Literaria Blog. Un éxito. La supremacía femenina me hizo recordar una crónica que escribí hace algún tiempo titulada “Mujeres hasta en la sopa” y que si pinchas aquí, aparecerá por arte de la magia de Internet o de Blogger que no es lo mismo pero se parece.

Cuando se acercaba la hora de la convocatoria habíamos llegado las más fiebrúas, o las que estábamos más cerca del Paseo Las Mercedes, o las que teníamos carro; el caso es que el celular de Ricardo Ramírez –bendito seas entre tantas mujeres– no dejaba de sonar: “Estoy cerquita, a dos minutos si dejo el carro aquí, en plena calle; o a media hora si me resigno, sigo manejando y logro estacionarme...” No cundió el pánico. A la hora señalada entre los mini pasillos de El Buscón circulaban curiosos, bloguer@s, panas y demás fauna inquieta y lectora de este pedazo de ciudad indispensable para los que nos gusta leer y conversar.

Katina librera sonriente nos da la bienvenida. Está feliz, una idea que rondaba por su mente desde hace algún tiempo tomó cuerpo en su librería, esa que hemos hecho nuestra los que encontramos allí algo más que libros. Kira Kariakin experta cibernauta, experta viajera, experta bloguera nos ilustra con frases sencillas acerca del mundo de los Blogs, de las ideas fraguadas en silencio y soledad expuestas al mundo global. Ricardo, padre de esta criatura engendrada en varias madres lee su crónica doliente de Sabana Grande, su voz pausada, su impronta de profe es un bálsamo para nuestros oídos atentos. Afuera queda el tráfico de las 7:00pm que atrapa a varias de nuestras compañeras que no han logrado alcanzar la meta del Trasnocho Cultural. No importa, hay tiempo.

Lo que sigue no tiene el orden cadencioso, equilibrado establecido por Ricardo. El ritmo de crónica-poesía-relato-crónica-poesía-reflexión-poesía-crónica-poesía-relato-poesía… lo marcan las diferentes imágenes, la riqueza plural de tantas voces, de tantas sensaciones, de horas robadas al sueño y al cansancio acompañadas de soledades que pergeñan frases, versos y deseos.

Hay voces que solazan como la de Ruth entonando sus poemas; relatos como el de Keyla cuyo magro cuerpo no parece haber sido tocado por el embarazo. Su cálido relato de madre principiante me recordó tanto a lo que yo sentí hace ya 13 años, cuando Alejandra ocupaba -con sus escasos 3 kg- el 98% de mi tiempo, de mis fuerzas, de mi dedicación. Hoy, estoy más cerca de la hilarante queja de María Dolores sobre su cyberadolescente. Por eso no me canso de aconsejar a quien acune un bebé que lo consienta mucho. El tiempo que transcurre entre el puchero y la mueca eterna del púber es tan breve, que casi no te percatas cuando dejas de sentir el perfume dulce de tu recién nacido y empiezas a recoger gruñidos. Perdónenme la divagación...

Eleonora nos recuerda cuan difícil es borrar a alguien de nuestro disco duro aunque apretemos DELETE N veces…Cinzia seduce con su presencia solaz, sin aspavientos, con un aplomo ajeno a su ansiedad de lectora primeriza. Georgina no se anda por las ramas, lo suyo es erotismo sin velos traducido por su voz grave. El público está atento. El ritmo es como de olas que suben y bajan pero siempre envuelven. Hasta ahora ¿cuántas botellas de vino blanco hemos escanciado gracias a Carla? Un ritual dedicado a la vida, a los amores y desamores, un vaivén donde se alternan adagio, allegro, andante, andante con fuoco El fuego lo pone la maracucha, como casi siempre, pero Natasha con pinta de niñita “bien” tiene además el don de la palabra oral. Se desenvuelve cual animadora leyendo sus cuitas de aquí y de allá. Aymara Lorenzo, suelta sus guantes de narradora de realidades para compartir los versos de algunos de los que escriben en La parada poética, blog coral pleno de versos. Adriana nos hace reír con sus crónicas salpicadas de ironías, esta vez no fue la excepción. Lo que resultó muy conmovedor fue la emotividad desbordada en una gata insomne; es sabido que estos mininos sólo saben recibir con indiferencia los afectos de sus dueños, pero la palabra escrita hizo el milagro, como tantas veces. Los ojos de Belkis brillaron de entusiasmo con sus textos proyectados en la pantalla y Mario, cerró con esa voz asincrónica con su imagen; lo digo por su verbo que se me antoja serio envuelto en cuerpo tan joven. Quien suscribe apuró demasiado su crónica irónica y sus imágenes urbanas. Ya se detendrá en ellas quien así lo decida una vez encontradas en la Red.

A este punto sólo queda una pregunta suspendida en el espacio binario: ¿cuándo repetimos e invitamos a otros bloguer@s a compartir sus experiencias?

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...