Caracas

Caracas vista desde Los Samanes.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Bulevar Petare 2012. Escenario para la ciudad

La capacidad de resilencia de Caracas quedó demostrada una vez más. Aquí cada semana se inauguran varias exposiciones, se bautizan libros, se inventan salas de teatro y encuentros de activistas urbanos. Afortunadamente, el arte toma calles y aceras. Todas las alcaldías hacen esfuerzos e invierten recursos económicos y mucho talento para crear actividades motivadoras del disfrute a cielo abierto. No es poca cosa, en una ciudad que carga sobre sus espaldas el acoso de la inseguridad. 

Los caraqueños no nos rendimos.

Ayer, fue el casco histórico de Petare el escenario donde más de 40 propuestas de danza, teatro, música, gastronomía típica, pintura, escultura, performance y un largo etcétera, nos dejó con ganas de volver a  Petare. El barrio más grande de Caracas. 

Como no es fácil tener acceso a las cifras oficiales repetimos lo que encontramos aquí. Petare tiene más de 650.000 habitantes que viven encaramados en cerros, tras un mercado informal que se traga al transporte público, porque la estación del Metro y la redoma de Petare, apenas se ven, atiborradas de mercancía y mercaderes. 

Pero Petare, también tiene el casco histórico más auténtico de Caracas. El menos turístico en una ciudad que ya no lo es. Asombra emerger del Metro, buscar la avenida Francisco de Miranda y caminar una cuadra entre tarantines y olores para llegar a la plaza Sucre y arrodillarse ante la imponente fachada -gracias a Dios en restauración- de la Iglesia del Dulce nombre de Jesús.

Después de eso todo es disfrute. Casas coloridas entre paredes de tapia y techos de caña amarga. Ventanas enrejadas, poyos y faroles. Calles angostas y empedradas. Niños corriendo. Mejor que Coro, porque tiene vida y está cerca de cualquier autobús. 

Y ayer fue una fiesta. Una fiesta para celebrar el primer año de la reapertura del teatro César Rengifo, para celebrar la calle, la ciudad. 

Así que nos reímos con Los hermanos naturales y su propuesta musical  inteligente y divertida; comimos arroz con leche y golfiaos petareños servidos con cariño por quienes mantienen las recetas originales; aplaudimos mimos formados en la escuela de la Alcaldía de Sucre; acompañamos al Taller de bicicletas que llenó paredes con buenos deseos escritos en post its fosforescentes; admiramos una vez más a los voluntarios del Proyecto Esperanza, ese movimiento de consciencia y fotografía que nos acerca al horror de las madrs que han perdido sus hijos a manos de la violencia; vimos arte popular a través de ventanas y puertas de pa en par, admiramos la destreza del capoeira criollo y bailamos al son de la Séptima bohemia en plena plaza Sucre. Regresamos en un vagón casi vacío, con el corazón lleno de alegría por Caracas y su resilencia.









Todas las fotografías de este post son de mi querido profesor Odoardo Rodríguez

sábado, 17 de noviembre de 2012

La Carlota

Si La Carlota fuera un parque y no el reducto militar y depósito de indeseables usos que hoy es, la vida en Caracas sería muy placentera. No me llamo a engaño. No es que La Carlota sea la solución, pero,  un terreno con su ubicación estratégica y condiciones privilegiadas en nuestra querida ciudad, tiene mucho más que dar de lo que ahora ofrece: linderos cerrados por una reja espantosa de estética militar. ¿Existe una estética militar?

Este post tiene como objeto invitarte a ver las 69 propuestas que surgieron del llamado a concurso que hiciera, hace varios meses, la Alcaldía Metropolitana, El Colegio de Arquitectos de Venezuela y un número importante de Organizaciones no gubernamentales más las 4 alcaldías que se oponen a que La Carlota siga siendo negada al disfrute de los caraqueños. 

Así que este lunes se inaugura la exposición, en un sitio de fácil acceso en transporte público. Durante una semana podrán verse, analizarse y debatir, las 69 ideas surgidas de igual número de equipos de trabajo convencidos de que Caraacs sí tiene quien la sueñe y cómo. El miércoles se dará a conocer el veredicto del jurado y se entregará el premio al equipo ganador. Aunque ya lo dijo el arquitecto Marco Negrón: aquí hay 69 ganadores.


Lugar:             Salón Automotriz Siglo XXI 
Dirección:       Av. Francisco de Miranda con Parque del Este, La Carlota.

Fecha:             19 al 24 de noviembre, 2012

Horario:          9 am a 6 pm




domingo, 11 de noviembre de 2012

Plaza Bolívar de El Valle

Los vecinos de El Valle tienen algo que celebrar. Su plaza Bolívar fue reinaugurada el 25 de julio, como parte de la celebración del 445 Aniversario de Caracas. Y en esa recuperación urbana los colectivos ciudadanos de esa populosa zona caraqueña tuvieron mucho que ver. El autor del proyecto es el arquitecto Alejandro Haiek y su equipo  Lab.Pro.Fab. El proyecto y su ejecución cumplen con los preceptos de este grupo de profesionales de la arquitectura y el diseño que trabaja en equipo con ciudadanos organizados. Ellos señalan que les interesa:

"Las ecologías diversas + La reprogramación de obsolescencias + La renovación de paisajes inactivos + La reanimación de territorios en desuso: sistemas, artefactos y objetos desecho + Los fenómenos, comportamientos y dinámicas sociales locales + Cartografías sociales, políticas, económicas  y tecnológicas que integren el arte, la ciencia y la cultura + La eficiencia constructiva y en la optimización de recursos económicos, humanos y materiales + Más en el ensamblaje que en lo húmedo. De nuevo la industrialización + La fabricación en serie pero al mismo tiempo customizada + Las High- Tech, pero más las Low- Tech, intentando derivarlas en tecnologías intermedias o de transferencia.
La producción ‘para masas’: No la ‘producción en masa’ + Lo multiprogramático y lo multipropósito +
La modularidad, la repetición, la replicación y la autosimilitud".

Volviendo a la plaza, los suelos tienen una trama cinética donde la utilización de diversos tipos de pavimento y vegetación tejen un resultado rico en texturas. La selección de colores -blanco-gris-verde- fue producto del acuerdo entre diseñadores y ciudadanos buscando rememorar el pavimento de la vieja plaza. Los bancos -construidos en concreto por albañiles de la zona- destacan no solo por su geometría sino porque "emergen", elevándose de la trama del suelo, convirtiéndose en objeto lúdico y utilitario que le da un carácter particular a todo el conjunto.
Los árboles sombrean toda el area y la fachada de la iglesia Nuestra Señora Encarnación de El Valle esplende ante la apertura del espacio. Sin embargo, instalaron un parquecito infantil de plástico que nada tiene que ver con el conjunto, pero que -obiamente- los niños agradecen. 

Esperamos que la biblioteca y el centro cultural, que forman parte de esta interesante renovación urbana, se inicien en breve para complementar el proyecto y la oferta que le hicieran las autoridades del municipio Libertador a los habitantes de El Valle, quienes lucharon durante varios años para recuperar su plaza Bolívar. 

La mejor forma de llegar es en Metro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...