sábado, 13 de agosto de 2016

Los nuevos próceres



Cuando LuisRa Bergolla y yo convocamos el lunes de carnaval al primer recorrido de #CCSen365 no nos imaginamos que este proyecto sumaría tanto entusiasmo. 

Sabíamos que había sed de caminar, ganas de fotear con el teléfono y mejor aún, con una cámara, los rincones esquivos de Caracas. Además ¡por fin! teníamos nuestra gruía de arquitectura, Caracas, del valle al mar y venía cargada de información valiosísima. Lo que empezó con 28 viandantes –convocados por Instagram y Facebook– llegó a Los Próceres con 185 participantes.

185 personas. 

Una #manadaurbana que se reúne, cada mes, para rescatar el espacio público que nos ha arrebatado el miedo. No me detendré a dar cifras negras de robos y atracos en plena vía pública. No. 

Esas cifras están dolorosamente expuestas en los medios y peor aún, impresas en las tristes experiencias de cada familia venezolana. 

Lo que quiero resaltar aquí es el trabajo sostenido, constante, de LuisRa Bergolla, un comunicador social ganado al trabajo colectivo que ha cautivado a personas de todas las zonas de Caracas, de múltiples disciplinas y edades que van desde los 8 hasta los 70 y dele años. Todos con un denominador común: ser ciudadano y ejercerlo.
 

La ruta la marca la mencionada guía, nuestra brújula, como me gusta llamarla; porque allí  está reflejado el crecimiento de nuestra ciudad y los sectores en que está dividida encierran edificios y espacios públicos emblemáticos. Cuando diseñamos los recorridos tenemos que escoger, sí; ¡pero todos los sitios son buenos y están esperando por nosotros! 

Así que luego del Damero fundacional, la Nueva Caracas, Apartir de El Paraíso, La ciudad Universitaria y Hacia El Cementerio, le llegó el turno a La entrada al sur, marcada por el eje urbano dedicado a los Próceres de la Independencia. El gran eje urbano trazado por Luis Malaussena en 1956. 

El punto de encuentro fue la Plaza Los Símbolos, donde se alza una escultura de Ernesto Maragall y para hablar de esta obra, sus particularidades y anécdotas, contamos con la gratísima participación de María Fernanda Maragall, nieta del escultor catalán y fiel colaboradora de #CCSen365.

La plaza era el lugar ideal para realizar la dinámica conocida como “el reloj humano”, donde gracias a la colaboración de los “centinelas urbanos” todo el grupo se divide en varios círculos concéntricos para conectarse cara a cara y re [conocerse] –acaso ya se han visto en las redes– pero faltaba el contacto en 3D. 

De allí partimos #guaposyapoyados a recorrer el Sistema Urbano de la Nacionalidad. Este conjunto urbano –unitario y lineal– está trazado desde la Universidad Central de Venezuela hasta la Academia Militar. Precisamente, y según nos contó la profesora Silvia Hernández de Lasala, el objetivo de Luis Malaussena fue conectar estas dos sedes académicas y dotar a la Fuerza Armada de espacios que la enaltecieran. El Sistema de la Nacionalidad está conformado por cuatro sectores diferenciados unidos por un gran eje: el Paseo Los Símbolos; el Paseo de Los Precursores, concebido como lugar de intercambio entre lo civil y lo militar donde también hay una obra de Maragall; el Círculo de las Fuerzas Armadas, como centro social y de esparcimiento y la Avenida de Los Próceres con área para desfiles militares y grandes eventos.
 
La presencia de Maragall se extiende desde Los Símbolos hasta los dos monolitos custodiados por los próceres de bronce, y en ellos están representadas las cuatro batallas que dieron la independencia a todos los países de Suramérica: Carabobo, Boyacá, Pichincha y Ayacucho, con hermosos relieves realizados en mármol travertino.

Este proyecto es posible gracias a los colaboradores y estamos hablando de 30 centinelas urbanos que velan porque el grupo se mantenga cohesionado. También nos acompañan 30 fotógrafos que además de registrar los espacios van contando con sus imágenes cómo se desarrolla la jornada y cuánto disfrutan los participantes. En esta ocasión, con record de asistencia, los 185 participantes se dividieron en dos grupos: uno liderado por LuisRa y el otro por Gustavo Izaguirre, arquitecto y actual decano de la Facultad de Arquitectura de la UCV. 

Hablando de alianzas contamos con On Spot me, una aplicación que se vale de la geo localización para compartir contenidos y comentarios durante los recorridos; un dron guiado por Luis Velutini que nos acompañó a ras de los árboles para dejar registro, desde las alturas, de nuestra coreografía urbana y dos emprendimientos sobre ruedas: bici gourmet y tetas heladas. Dulces criollos y heladitos para contentar los paladares. Muy oportunas ambas porque la caminata sacia el hambre de ciudad pero abre el apetito.

Hubo tiempo y ganas de entrar al Salón Venezuela del Círculo Militar. Esta visita generó dos reacciones muy distintas: asombro en los ojos de quienes disfrutaban de este espacio por primera vez y estupor –por el lamentable estado de deterioro en que se encuentra– para quienes vivimos este espacio, diseñado por el Arq. Francisco Pimentel, en la plenitud de su belleza. Allí se dieron innumerables fiestas de graduación y matrimonios. Hoy es otro reflejo de lo que vivimos. 

Sin embargo #CCSen365 llevó a los nuevos próceres –los ciudadanos de a pie- a re [encontrarse] con sus pares de bronce. Si antes hacían falta espadas y caballos para vencer obstáculos ahora necesitamos voluntad y amor por nuestra ciudad para rescatar nuestros espacios urbanos. 

                   
                    Los ciudadanos son los nuevos próceres. ¡Viva la civilidad! ¡Viva la ciudad!

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...