martes, 30 de marzo de 2010

DES-AUTORIZADOS

Por primera vez escribo aquí mis impresiones sobre una película. Esto no es un blog de cine ni yo una crítica cinematográfica ¡a pesar de que sí soy cinéfila! pero la nueva película de Elia Schneider me gustó mucho, así que me saltaré esas normas. Pero además, tengo una razón súper válida; DES-AUTORIZADOS es una película donde Caracas es una gran protagonista. Una Caracas distinta a la que vemos a diario a pesar de ser la misma. Una ciudad recreada desde la visión onírica, lúdica de la directora. Donde el Hotel Humboldt, específicamente, el gran salón cuya vidriera de piso a techo nos regala una vista panorámica de la ciudad, se convierte en la casa de la actriz/amante; y el Parque El Calvario en el hogar/estudio del atormentado dramaturgo.Desde el comienzo, con las primeras imágenes saturadas de color, buenos acordes musicales y relajada gestualidad del trio Deses3adas, (Aisha Stambouli, Minerva Borjas y Mariana Socorro) sabemos que algo bueno nos espera. Y así es. Las sorpresas se suceden en cadena y la trama compleja, se decanta gota a gota con la fluidez de los personajes. Seres tan reales como los papeles que interpretan desdoblándose en roles desconcertantes, cómicos, líricos, trágicos, arquetípicos que nos envuelven casi sin darnos cuenta en un devenir de situaciones disparatadas, surrealistas, pero siempre posibles en el universo ilimitado de la imaginación.
No he visto las anteriores cintas de Elia Schneider (Huelepega y Punto y Raya) -ambas premiadas internacionalmente- pero este es un trabajo íntimo, una "radiografía de su mundo interior" según las propias palabras de la autora. Y aunque cada cabeza es un mundo, no dejamos de identificarnos con alguno de los personajes creados por ella y delineados por Rosa Clemente, guionista venezolana y el escritor y periodista uruguayo Fernando Butazzoni. La factura técnica -fotografía, iluminación, banda sonora, edición y montaje- son de alta calidad y así lo percibí como espectadora.En cuanto a las imágenes de Caracas es un deleite disfrutar de los majestuosos espacios neogóticos de la Escuela de Enfermería de la UCV convertidos en una suerte de sala de exposición/patíbulo, lleno de detalles museísticos, dirigido por un "mecenas" de dudoso altruismo. Ver el Valle de Caracas desde El Calvario es un placer al que hemos renunciado por temor a la inseguridad y aquí, se nos permite íntegro. Es una maravilla admirar la interminable fachada neogótica del Palacio de las Academias como telón de fondo de una de las secuencias de la película.Así que DES-AUTORIZADOS es una excelente opción para ir al cine en estos días santos a perderse en la rica trama que teje la afiebrada mente de una creadora dando vida a sus personajes y desatando los fantasmas que andan sueltos siempre que las hadas -esta vez vestidas de estridentes colores- se lanzan por estas calles húmedas y calurosas a cantar y a contar historias.

Ojalá la vean muchos venezolanos, especialmente, aquellos que se la pasan diciendo que el cine nacional sólo habla de policías y malandros.

(La foto de la cabecera es de ODOARDO RODRÍGUEZ)

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...