sábado, 5 de junio de 2010

3 de 3

El grafitti es elocuente. Lo acompañan 2 niños de spray multicolor, que dejan aquí sus sueños impresos en el muro perimetral del que -a mi humilde parecer- es el terreno más privilegiado de nuestra ciudad. Hace unos meses se empezó a construir allí la propuesta ganadora de la nueva sede en Caracas de la Corporación Andina de Fomento. Sus promotores y constructores no nos han dejado siquiera una valla informativa sobre proyecto en ciernes y los profesionales involucrados en semejante obra. Otra muestra de Arquitectura Anónima. Las plantas eléctricas crecen como hongos en un país azotado por una inexcusable crisis energética. Nueva forma de "paliar" con el ahorro privado las consecuencias del despilfarro público. Ya forman parte de nuestro perfil urbano."Misión brocha gorda" la llama Mariam Krasner, comunicadora de oficio. Consiste en pintar las defensas de nuestras autopistas con amarilo tráfico sin detenerse a preparar las superficies, menos aún, hacer un estudio preliminar de cómo preservar el concreto en obra limpia antes de cubrirlo de onoto sintético. Me disculpan la cacofonía.

Puedes leer aquí otros post relacionados...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...